top of page

Cómo nos afecta el ESTRÉS

“Se define como la reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada. El estrés es una respuesta natural y necesaria para la supervivencia. Cuando esta respuesta natural se da en exceso se produce una sobrecarga de tensión que repercute en el organismo y provoca la aparición de enfermedades y anomalías patológicas que impiden el normal desarrollo y funcionamiento del cuerpo humano”. (Regueiro, A, 2018).


Podemos decir que el estrés llega a ser una respuesta biológica del organismo, ayuda a que el ser humano sobreviva, de igual forma permite la adaptación a los cambios que llegan a producirse en el exterior, y llega a provocar un sentido de activación y alerta en el organismo del ser humano.


De igual forma viene determinado por el estresor; que es el tipo de estímulo, que puede ser un problema o una situación nueva frente al individuo, luego llega la evaluación del sujeto que es cómo el individuo percibe de forma subjetiva, si es muy grande el problema o que pueda a tener graves consecuencias si no se hace algo al respecto y finalmente la interacción del estresor y el sujeto, donde empieza el individuos conocer el estresor y busca cómo sobrellevarlo.


Hay autores que diferencian entre tipos de estrés, distinguiendo entre estrés positivo/bueno o “Eustrés” y estrés negativo/malo o “Distrés”. Según Regueiro, A (2018), nos muestra los dos tipos de estrés a continuación:


Eustrés:

  • Provoca una adecuada activación, necesaria para culminar con éxito una prueba o situación complicada. Es normal y deseable tener una cierta activación en algunas situaciones: hablar en público por ejemplo.

  • Es adaptativo y estimulante, necesario para el desarrollo de la vida en bienestar.

  • Es un tipo de estrés positivo. Sucede cuando hay un aumento de la actividad física, el entusiasmo y la creatividad. Por ejemplo, practicar un deporte que te gusta o afrontar algún reto o situación que consideras excitante.

  • El estrés no siempre es malo, todos siempre tenemos un poco de estrés pero su exceso puede provocar un trastorno de ansiedad. Ya no es bueno cuando nos sobrepasa e interfiere en varias áreas de nuestra vida cotidiana.

Distrés:

  • Es un estrés desagradable. Es un estrés que ocasiona un exceso de esfuerzo en relación a la carga.

  • Provoca una inadecuada, excesiva o desregulada activación psicofisiológica.

  • Es dañino, nos provoca sufrimiento y desgaste personal.


En toda situación que involucra el estrés llegan a haber características similares, como por ejemplo; cuando hay una situación nueva o te sacan de tu zona de confort, hay una gran falta de información sobre esa situación que nos empezó a estresar, hay cierta incertidumbre, hay mayor ambigüedad, no tenemos muchas habilidades para manejar esa nueva situación que se nos presenta, el estrés provoca en el organismo un impulso de trabajar y esforzarse más para volver a su estado de equilibrio, mientras más dure esta situación mayor desgaste se hace por parte del individuo.

Hay diferentes fases de respuesta hacia el estrés:

Esta es la fase de reacción de alarma: Ante un estímulo estresante, el organismo reacciona automáticamente preparándose para la respuesta, para la acción, tanto para luchar como para escapar del estímulo estresante.

Se genera una activación con las típicas manifestaciones de sequedad de boca, pupilas dilatadas, sudoración, tensión muscular, taquicardia, aumento de frecuencia respiratoria, aumento de la tensión arterial, etc. Se genera también una activación psicológica, aumentando la capacidad de atención y concentración. Es una fase de corta duración y no es perjudicial cuando el organismo dispone de tiempo para recuperarse.


Fase de resistencia: Aparece cuando el organismo no tiene tiempo de recuperarse y continúa reaccionando para hacer frente a la situación. Aparecen los primeros síntomas de estrés.


Fase de agotamiento: Como la energía de adaptación es limitada, si el estrés continúa o adquiere más intensidad, pueden llegar a superarse las capacidades de resistencia, y el organismo entra en una fase de agotamiento, con aparición de alteraciones psicosomáticas.


Para prevenir el estrés y poder afrontarlo de manera adecuada, en primer lugar es que la persona se enriquezca de forma física y psicológica, para que pueda enfrentarse y resistir las situaciones ante una situación de estrés.


De igual forma es importante que sepa cómo disminuir sus niveles de estrés de sus situaciones personales, laborales o sociales, de modo que no superen las propias resistencias. Tomarse descansos y ponerse límites tanto en lo laboral como en lo personal, ya que formar hábitos saludables ayuda a tener una mayor prevención de estrés y sus derivados.


Recursos visuales de apoyo:


Arte y Animaciones. (2016). ¿Qué es el estrés? [Vídeo] You Tube https://www.youtube.com/watch?v=SB6VCPDFeiw


Fred Lammie. (2015). Estrés / Casi creativo. [Vídeo] You Tube https://www.youtube.com/watch?v=0is459zM92U


Referencias APA:


Regueiro, A. (2018). ¿Qué es el estrés y cómo nos afecta?.Servicio de Atención Psicológica de la Universidad de Málaga Nº Col: AO/01472 . Recuperado de: https://www.uma.es/media/files/tallerestr%C3%A9s.pdf


Luisa, M., Pereira, N. (2009). Una revisión teórica sobre el estrés y algunos aspectos relevantes de éste en el ámbito educativo. Educación, vol. 33, núm. 2, 2009, pp. 171-190. Universidad de Costa Rica San Pedro. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/440/44012058011.pdf


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page